Emprender y fallar

El pasado Miércoles 16 nos invitaron a mi y a otros dos ponentes a dar una charla sobre el tema de nuestra vida que prefiriéramos en una empresa de desarrollo de un amigo. La verdad es que fue un evento apasionante, ya que la charla pretendía servir de motivación para la gente que hay trabajando en la empresa (alrededor de 40 personas). Lo más divertido del evento fue que rompimos totalmente el espacio, ya que trabajamos a dos pantallas, una a cada lado de la sala y la gente tenía que darse la vuelta cuando cambiamos de charla.

La motivación de las charlas era poder ofrecer algo que hubiéramos aprendido en nuestra carrera a esta gente que venía a vernos. En mi caso me decanté por el momento en el cual inicié myteechr con tres amigos y, la verdad, es que incluso el mero hecho de volver a repasar el proceso fue enriquecedor ya que me permitió, con la perspectiva que da el tiempo, analizar de nuevo cuales fueron los errores que cometimos.

Más o menos, la charla que me salió al final era algo parecido a esto que sigue.

Myteechr pretendía ser una startup con vocación de cambiar el paradigma formativo online. En aquel momento (2010), e incluso diría que ahora, en las formaciones online no se explota toda la experiencia que podría conseguir un usuario con un curso. Queríamos conseguir que el alumno online pudiera sentirse como si estuviera en una clase presencial. Obviamente con las limitaciones que el tiempo y el espacio nos ponen.

Para conseguir llevar a cabo myteechr conté con tres buenos amigos míos y en seguida nos pusimos a trabajar. Como técnicos que éramos todos empezamos a pensar en el modelo de datos y en la UI y UX y se nos ocurrieron una serie de interfaces de usuario tanto a nivel de backoffice para subir los cursos como de frontend para visualizarlos que en su momento nos apasionaron. Además, a esto le juntamos una componente social, dinámicas de juego y un modelo de negocio parecido al de la appstore (cualquiera puede crear su curso y venderlo siempre que tenga un mínimo de calidad) y cuando lo metimos en nuestra coctelera nos salió algo que realmente consiguió emocionarnos.

Nos emocionó tanto que prácticamente empezamos perdiendo el norte. Nos pasó como a mucha gente que comienza a emprender, ya nos veíamos forradísimos y con muy poco esfuerzo. Pero … que equivocados estábamos… en las siguientes lineas, voy a explicar, al estilo del libro negro del emprendedor cuales fueron nuestros errores más graves a mi entender a la hora de empezar con este proyecto.

  • Emprender con amigos: Es muy divertido al principio y además facilita las cosas en cierta manera pero realmente al final acaba siendo un problema porque es mucho más complicado hablar las cosas cuando hay tensiones si la gente que hay al otro lado son amigos tuyos.
  • Equipo equilibrado: En nuestro caso éramos cuatro informáticos y, aunque por mi parte me gusta la parte económica de la empresa y la gestión no llego a tener ni de lejos el conocimiento del mercado que debería. Para emprender proyectos lo mejor es que el equipo sea equilibrado, que haya al menos un experto en la parte de negocio y otro en la parte de producción.
  • Apuesta por nuestra parte: Eramos cuatro en ese proyecto y, aunque en algún momento nos planteamos dejar el trabajo y meternos 100% con el proyecto, lo cierto es que nos dio miedo y no lo hicimos. En este caso, la apuesta personal es importante. Nadie va a creer más que tu en tu proyecto, así que si no eres capaz de arriesgar tú por él nadie lo hará.
  • Búsqueda de inversión: En ese momento no conocíamos el tejido inversor que existe en España, así que nos fuimos a los inversores que estaban fuera del marco de internet, lo cual nos dio más penas que alegrías, no entendían bien el concepto de una startup de internet y eso nos costó perder mucho tiempo. En el momento de buscar inversión no hay que buscar únicamente el dinero que te aportan, sino el valor que la persona que hay detrás de ese dinero.
  • Centrarse en el plan de negocio: Al salir a buscar inversión nos centramos en realizar un buen plan de empresa. Llegamos a salir a la calle a realizar encuestas a un montón de gente para validar nuestro modelo de negocio. Pero era todo paja. Al final, es muy fácil poner un montón de números en una hoja excel y preguntar en la calle si alguien estaría dispuesto a gastarse 15 o 20 euros en un curso de determinadas características pero lo cierto es que esos 20 euros no los va a estar pagando hasta que ese curso exista, así que lo primero para validar el modelo de negocio es crear el Producto Mínimo Viable que nos permita saber si de verdad hay una necesidad que se satisfará con lo que vamos a hacer.

Cuando aprendimos que estos cinco puntos nos definían de alguna manera la forma de no actuar ya se nos había hecho tarde. Llevábamos más de un año dando vueltas con myteechr sin llegar a puerto. En última instancia ya estábamos acudiendo a los foros de inversión correctos y teníamos un PMV prácticamente funcional pero lo cierto es que estábamos ya muy cansados y el proyecto no nos ilusionaba como antes. Así que al final lo abandonamos y seguimos por otros lares.

Pero lo bueno del asunto es que no nos fuimos con las manos vacías. Llevábamos una maleta bien llena de conocimientos que después nos servirían mucho. Y ese fue el punto en el que en mi charla del día 16 hice hincapié. Cuando tienes una buena idea, o al menos a ti te lo parece que lo es, hay que intentar sacarla adelante con toda la fuerza posible porque al final, como poco, vas a llevarte una gran maleta de conocimiento.

Mi recomendación última para quien quiera emprender y tenga tantas dudas como tenía yo al principio es sencilla: pide ayuda. Hay muchas organizaciones y mucha gente que se dedica a ayudar a emprendedores. Plug and play, Wayra, Business booster o la nueva Lanzadera pueden ser un buen punto de partida ya que ellos tienen el conocimiento, los contactos e incluso la inversión.

Sigamos aprendiendo.

One comment

  1. Pingback: Acelerando a fondo | dob

Post a comment

You may use the following HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*